Aviso

Ideas, pensamientos, formas de ver la realidad, pequeñas historias, palabras sueltas, incoherencias, solo un poco de todo o de nada.
Las fechas no existen, el tiempo no importa, no hay linealidad, ni principios ni finales, solo fragmentos, sin orden, que como en un espejo roto, reflejan trozos al azar pero nunca se forma la imagen original ni menos la real.
Solo esto deben considerar antes de empezar a leer.

2012/06/02

Bones

Ríos de sangre surcan nuestra carne y cruzan nuestros huesos, bañandonos con su cáliz escarlata. Esta es la imagen que descubrí con mi primer libro de anatomía y que luego no me podría sacar de la cabeza. No somos nada más que huesos ocultos tras mantos de piel y carne. Al igual que cuando nacemos y perdemos el cordón umbilical, la carne que nos cubre nos dejará en algún momento para dar paso a nuestra verdadera existencia, los huesos.  No somos si no esqueletos disfrazados con túnicas vivas caminando por las calles. Somos marionetas de huesos movidas por hilos musculares bailando una danza macabra La carne es solo una etapa, como huesos podremos existir por siglos y siglos. Esta es nuestra verdadera naturaleza y es nuestro deber aceptarla y honrarla.

No hay comentarios.: